Degeneración discal y vertebral lumbar: Caracterización y consideraciones sobre su tratamiento

En el Vol. 36, No. 2 de la Revista Cubana de Ortopedia se publicó una “Carta al editor” enviada por dos estimados neurocirujanos de la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín, motivados por la lectura del artículo “Tratamiento quirúrgico de la estenosis degenerativa del canal lumbar con la técnica de Window”, que fue publicado anteriormente. A partir de ello, el Dr. Horacio I. Tabares Neyra comparte con los lectores algunas reflexiones sobre el tema.

La degeneración sugiere un deterioro de las propiedades de un tejido, asociado a cambios patológicos, celulares o hísticos en retroceso, lo que tiene consecuencias en la inhibición o pérdida de una función y, además, la posible aparición de manifestaciones clínicas derivadas de los mencionados cambios patológicos.

Todo proceso considerado en su origen como degenerativo, está inevitablemente relacionado con la variable tiempo, como un período transcurrido donde ocurren esos cambios.

El disco intervertebral es el único “órgano” que modula las enormes y complejas fuerzas que actúan sobre la columna vertebral, protege el cordón espinal y las raíces nerviosas, y funcionan como el mayor sistema de soporte axial del cuerpo. El raquis debe conciliar dos imperativos mecánicos contradictorios: estabilidad y flexibilidad.

La estabilidad está dada por la función de protección de la médula espinal y soporte del tronco; la flexibilidad se debe a su configuración por múltiples piezas superpuestas, unidas entre sí, mediante elementos ligamentosos y musculares.

Es conocido, que la patología degenerativa de los discos intervertebrales lumbares puede contribuir a la aparición de sintomatología. Estudios recientes muestran que el dolor discógeno causado por rupturas anulares del disco, son la mayor causa de dolor en la espalda baja.

Está probado que los efectos de la degeneración del disco afectan a otras estructuras espinales, como las articulaciones facetarias, los músculos y ligamentos, lo que puede repercutir en la estabilidad de la columna lumbar: y que existe una fuerte correlación entre la severidad de la degeneración discal, la consiguiente degeneración vertebral y el dolor.

Brevemente, el Dr. Tabares describe una secuencia degenerativa vertebral que está presente en la mayoría de los artículos que aparecen en libros y revistas de cirugía espinal.

Reseña también, que la laminectomia llamada convencional origina inevitablemente inestabilidad mecánica residual, a menos que la degeneración discal del paciente sea de estadio avanzado (V de Pfirrmann), lo que garantizaría, en ese caso, a través de la columna anterior de Louis, la estabilidad del segmento lumbar intervenido.

De lo contrario, es obligatorio estabilizar ese segmento a través de la instrumentación y fusión. Otros procedimientos quirúrgicos, no necesariamente videoasistido, como el recalibraje (foraminotomia) descrito por Senegas, estarían indicados en pacientes con estadios de degeneración discal IV, donde la evolución del disco tiende hacia la estabilidad.

Vea el análisis completo en:

Tabares-Neyra H. Degeneración discal y vertebral lumbar: Caracterización y consideraciones sobre su tratamiento.. Revista Cubana de Ortopedia y Traumatologí­a [Internet]. 2022; 36 (2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

  • Categorías de anuncio

    open all | close all
  • Categorías de aviso

  • Categorías de editoriales

  • Categorías de entrevista

  • Categorías de informes y sello

    open all | close all
  • Categorías sello – entidades

    open all | close all
  • Categorías de Noticia

    open all | close all
  • Secciones de noticias

    open all | close all
  • Archivo Anuncios

  • Archivo Avisos

    • Archivo Editoriales

      • Archivo Entrevistas

        • Archivo Informe y sello

        • Archivo Nota Oficial

          • Archivo Noticias

          • Archivo Obituarios

            • Actualidad

            • Salud es el Tema