Archivos Anuales 2022

La OPS celebra 120 años promoviendo la salud en las Américas

Vacccination efforts

Hoy la Organización Panamericana de la Salud (OPS) marca su aniversario como la agencia internacional de salud pública más antigua del mundo, celebrando 12 décadas de trabajo promoviendo la salud y el bienestar en toda la región de las Américas.

El 2 de diciembre de 1902, 11 países se reunieron en la Primera Convención Sanitaria Internacional de las Repúblicas Americanas y fundaron la Oficina Sanitaria Internacional. Su objetivo era hacer frente a la propagación de la fiebre amarilla a través de las fronteras en una época de rápida expansión del transporte marítimo.

Desde entonces, la OPS ha trabajado incansablemente para combatir las enfermedades, prolongar la vida y promover la salud física y mental de todos los habitantes de las Américas, sin dejar a nadie atrás.

«Ahora que nuestra región comienza a salir de casi tres años de pandemia de COVID-19, la que ha dejado al descubierto algunas de nuestras desigualdades más profundas en materia de salud, nunca antes he estado más convencida de que la creación de la OPS hace 120 años fue un acto de previsión increíble», afirmó la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

«Hoy, la organización sigue trabajando con los países bajo el principio rector de que la salud no es un privilegio, sino un derecho humano fundamental», destacó.

A lo largo de los últimos 120 años, la OPS ha liderado a las Américas para convertirse en la primera región del mundo en eliminar la viruela y la poliomielitis, y en poner fin a la transmisión endémica de la rubéola, la rubéola congénita y el tétanos neonatal.

La organización también ha desempeñado un papel fundamental en la consecución de un aumento promedio de 30 años en la esperanza de vida en la región, así como en la reducción significativa de la mortalidad infantil y la ampliación de la cobertura de salud entre las poblaciones en situación de pobreza y vulnerabilidad.

En los últimos tres años, la OPS ha trabajado en la primera línea de la respuesta a la COVID-19 en la región, apoyando a los países, equipando laboratorios y proporcionando pruebas diagnósticas. A través de su Fondo Rotatorio, la organización adquirió y entregó más de 151 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 a más de 30 países de las Américas.

La OPS es el organismo de especializado en salud del Sistema Interamericano y actúa como Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OPS cuenta con 35 Estados Miembros y cuatro miembros asociados en la región. Bajo el liderazgo de los países, la OPS establece las prioridades sanitarias regionales y moviliza la acción para abordar los problemas de salud en toda América.

Vea en video «Celebrating 120 years of solidarity in advancing health and well-being, leaving no one behind».

 

Un estudio apoya la prohibición de los probióticos en la unidad de cuidados intensivos

Con el apoyo de varias series de casos, un gran análisis de cohortes ha asociado la exposición a los probióticos en la unidad de cuidados intensivos con un aumento considerable de bacteriemia y su mortalidad debida a los microorganismos de estos preparados, según los nuevos hallazgos presentados en el Congreso del American College of Chest Physicians (CHEST) de 2022.

Según los datos presentados por el Dr. Scott Mayer, jefe de residentes de HealthONE Denver, en Colorado, Estados Unidos, parte de la cadena de hospitales HCA Healthcare, el riesgo aumenta con cualquier exposición a probióticos. Sin embargo, es especialmente grave en el caso de las fórmulas en polvo, presumiblemente porque el polvo se disemina más fácilmente para contaminar los catéteres venosos centrales.

«Creemos que los probióticos deberían eliminarse por completo de la unidad de cuidados intensivos. Si no es así, animamos a eliminar las formulaciones en polvo», comentó el Dr. Mayer, quien dirigió el estudio.

Los datos que relacionan los probióticos con la bacteriemia en la unidad de cuidados intensivos se extrajeron de 23.533 ingresos durante un periodo de 5 años en la base de datos hospitalaria de HCA. La bacteriemia relacionada con los probióticos fue poco frecuente (0,37%), pero las consecuencias fueron graves.

Para aquellos con bacteriemia relacionada con probióticos, la tasa de mortalidad fue de 25,6% o esencialmente 2 veces mayor que la tasa de mortalidad de 13,5% en aquellos sin bacteriemia por probióticos. Un odds ratio (OR) derivado de un análisis de regresión confirmó una diferencia estadísticamente significativa (OR: 2,23; intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 1,30 a 3,71; p < 0,01).

«El riesgo absoluto de mortalidad es moderado, pero no insignificante», destacó el Dr. Mayer. Esto indica una muerte relacionada con probióticos por cada 200 pacientes a los que se les administra un probiótico en la unidad de cuidados intensivos.

Estas muertes se producen sin ningún beneficio compensatorio claro por tomar probióticos. Hay una larga lista de posibles beneficios de los probióticos que podrían ser relevantes para los pacientes de la unidad de cuidados intensivos, en particular la profilaxis de la infección por Clostridium difficile, pero también incluye una variedad de trastornos gastrointestinales, como el síndrome de intestino irritable; sin embargo, ninguno está firmemente establecido en general y en particular para los pacientes de la unidad de cuidados intensivos.

Con el apoyo de varias series de casos, un gran análisis de cohortes ha asociado la exposición a los probióticos en la unidad de cuidados intensivos con un aumento considerable de bacteriemia y su mortalidad debida a los microorganismos de estos preparados, según los nuevos hallazgos presentados en el Congreso del American College of Chest Physicians (CHEST) de 2022.[1]

Según los datos presentados por el Dr. Scott Mayer, jefe de residentes de HealthONE Denver, en Colorado, Estados Unidos, parte de la cadena de hospitales HCA Healthcare, el riesgo aumenta con cualquier exposición a probióticos. Sin embargo, es especialmente grave en el caso de las fórmulas en polvo, presumiblemente porque el polvo se disemina más fácilmente para contaminar los catéteres venosos centrales.

«Creemos que los probióticos deberían eliminarse por completo de la unidad de cuidados intensivos. Si no es así, animamos a eliminar las formulaciones en polvo», comentó el Dr. Mayer, quien dirigió el estudio.

Los datos que relacionan los probióticos con la bacteriemia en la unidad de cuidados intensivos se extrajeron de 23.533 ingresos durante un periodo de 5 años en la base de datos hospitalaria de HCA. La bacteriemia relacionada con los probióticos fue poco frecuente (0,37%), pero las consecuencias fueron graves.

Para aquellos con bacteriemia relacionada con probióticos, la tasa de mortalidad fue de 25,6% o esencialmente 2 veces mayor que la tasa de mortalidad de 13,5% en aquellos sin bacteriemia por probióticos. Un odds ratio (OR) derivado de un análisis de regresión confirmó una diferencia estadísticamente significativa (OR: 2,23; intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: 1,30 a 3,71; p < 0,01).

«El riesgo absoluto de mortalidad es moderado, pero no insignificante», destacó el Dr. Mayer. Esto indica una muerte relacionada con probióticos por cada 200 pacientes a los que se les administra un probiótico en la unidad de cuidados intensivos.

Estas muertes se producen sin ningún beneficio compensatorio claro por tomar probióticos. Hay una larga lista de posibles beneficios de los probióticos que podrían ser relevantes para los pacientes de la unidad de cuidados intensivos, en particular la profilaxis de la infección por Clostridium difficile, pero también incluye una variedad de trastornos gastrointestinales, como el síndrome de intestino irritable; sin embargo, ninguno está firmemente establecido en general y en particular para los pacientes de la unidad de cuidados intensivos.

«Actualmente, el American College of Gastroenterology desaconseja los probióticos para la prevención de C. difficile«, indicó el Dr. Mayer. Aunque la American Gastroenterological Association ha emitido una «recomendación condicional» para la prevención de la infección por C. difficile con probióticos, el especialista señaló que está calificada por una «baja calidad de la evidencia» y no es específica para el entorno de la unidad de cuidados intensivos.

Cuba: Por una respuesta integral al VIH, también desde la igualdad

Cuba llega a este 1 de diciembre, Día Mundial de lucha contra el VIH/Sida, con indicadores que hablan de un trabajo sostenido en la búsqueda de una respuesta integral al VIH y la conciencia sobre la necesidad de visibilizar y trabajar con las desigualdades y brechas existentes en este ámbito, para seguir avanzando en ese propósito.

Los estigmas, estereotipos, prejuicios y otras formas de desigualdad impactan en que las personas accedan eficientemente a servicios de manera general y a servicios de salud en particular, lo cual puede limitar el alcance de las acciones en pos de frenar la epidemia de SIDA, de ahí que este año las actividades por la fecha lleven por lema “Igualdad, la mejor respuesta al VIH”.

Con alrededor de 1 500 casos anuales y una prevalencia que se mantiene en el 0.4%, de acuerdo con el doctor Manuel Romero Placeres, jefe de programa nacional de prevención y control del VIH, la epidemia en la nación caribeña continúa con mayor incidencia en hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH) y en la población trans, que suman el 80,4% del total.

Esos grupos suelen ser más violentados por actitudes discriminatorias, una razón más para asumir la lucha contra las desigualdades como un paso importante en la prevención.

Romero Placeres comentó que el país exhibe indicadores favorables en cuanto a la mujer y mantiene la condición ganada en 2015 que certifica la eliminación de transmisión materno infantil de este virus. Foto: Cubadebate.

En conferencia de prensa, Romero Placeres comentó que el país exhibe indicadores favorables en cuanto a la mujer y mantiene la condición ganada en 2015 que certifica la eliminación de transmisión materno infantil de este virus.

El sistema de salud, junto al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) se han esforzado mucho durante el año para obtener estos resultados, agregó el directivo, en particular en medio de la difícil situación económica que vive la nación caribeña.

Sin embargo, señaló que a pesar de la amplia cobertura que existe de antirretrovirales, es necesario un trabajo más intenso y coordinado con otros organismos de la administración central de Estado y las redes de la sociedad civil, para lograr incrementar todavía más los por ciento de adherencia al tratamiento.

Nos falta siempre un poco más para lograr que esa transmisión por mala adherencia cada día sea menor, explicó el jefe del programa nacional. Hemos trabajado muy fuerte en que las personas que viven con VIH no mueran de SIDA, y estamos tratando de lograr indicadores de 90-90-90 para el 2026, y de 95-95-95 para el 2030, donde la primera cifra corresponde a quienes saben que viven con VIH, la segunda a los que tienen tratamiento antirretroviral, y la tercera a los que consiguen carga viral indetectable.

“En estos momentos tenemos 86% de las personas que saben que viven con VIH; 95.3% de los que están bajo tratamiento, y 88.6% con carga viral no detectable, cifras muy importantes, y estamos trabajando para terminar el 2022 por encima del 90% en los tres indicadores”.

Romero Placeres remarcó la importancia de que las acciones de prevención y educación no vengan solo del sector de la salud, sino de que haya participación comunitaria en las actividades, única forma de avanzar en estos indicadores y lograr las metas del 2030.

Yoire Ferrer Savigne, subdirector de la unidad de promoción de salud y prevención de enfermedades, Prosalud, junto a Manuel Romero, jefe de programa nacional de prevención y control del VIH. Foto: Cubadebate.

Al respecto, el máster Yoire Ferrer Savigne, subdirector de la unidad de promoción de salud y prevención de enfermedades, Prosalud, agradeció la labor de los más de 18 000 voluntarios que en todo el país participan en acciones de prevención en las comunidades, a través de una educación de pares.

Resaltó la voluntad política del Estado cubano de mantener el VIH como un problema de salud, lo que permite trabajar con una mayor integralidad. “Nuestro plan fundamentalmente se basa en el acceso a la prevención, diagnóstico y prueba; el abordaje integral a las brechas de género, estigma y discriminación; promoción de los derechos, y la participación de los sectores sociales en todo esto”, apuntó.

Ferrer Savigne subrayó la relevancia de centrar los esfuerzos de estas jornadas en los grupos más vulnerables, así como el papel que desempeñan los medios de comunicación en la difusión del mensaje. Insistió en la importancia de llegar con acciones a los lugares donde residen los jóvenes, las escuelas y los centros recreativos, las casas de orientación a la mujer y la familia, las instituciones de salud y a nivel comunitario en aquellos sitios más afectados.

La actividad central será en Villa Clara, una de las provincias que merece un reconocimiento al esfuerzo realizado incluso durante la pandemia, dijo el especialista, quien detalló que la acompañan movilizaciones, intervenciones y actividades vinculadas a ministerios, donde los voluntarios y especialistas desarrollarían tareas de sensibilización.

El colofón del programa, amplió, será la Gala Cultural el 1 de diciembre a las 8:30 de la noche en el Teatro América.

Enfrentar desigualdades en lucha contra el VIH

Ante una pregunta de Cubadebate en relación a la persistencia de los estigmas sobre las personas que viven con VIH, los directivos coincidieron en que si bien pudiera hablarse de una reducción, todavía quedan actitudes desde la prestación de los servicios de salud que tienen un saldo negativo para la lucha contra la epidemia.

Un ejemplo al que hicieron alusión fue que cuando la población trans acude a estos espacios, en ocasiones se encuentra con una actitud reticente dentro de la labor médica, que teme cómo tratar, cómo tocar a esa persona; pues aun cuando forma parte de la práctica médica, el personal sanitario puede estar permeado por dudas e inquietudes provenientes de su aspecto sociocultural.

Estas maneras de conducirse generan incomodidad en esta comunidad y demuestran la importancia de abordar el fenómeno de las desigualdades.

El objetivo, apuntaron, es hacer de los servicios de prestación de salud unos espacios amigables, libres de estigma y discriminación, y trabajar con poblaciones clave, que son cuestionadoras de la heteronormatividad.

Toda iniciativa, desde lo asistencial, tiene que ir acompañada de estrategias y acciones que desde lo jurídico eliminen las desigualdades, los prejuicios que pueden acentuar estas brechas, remarcaron en la conferencia de prensa, y señalaron que en este sentido el país es afortunado, pues cuenta con las herramientas, los espacios, las instituciones y la voluntad política de ver en la salud pública un primer espacio o la primera cara que recibe y donde es acogida la persona.

Es por ello que esta jornada debe contribuir a que desde esos escenarios comiencen las iniciativas para conseguir que las personas cada vez accedan más a los servicios de salud, porque no se trata solo de trabajar con quienes son positivos, sino y sobre todo, de prevenir, en particular en los grupos de riesgo.

Un logro fundamental, dijo la jurista Zulendrys Kindelán Arias, es el Servicio de Orientación Jurídica para poblaciones clave en la respuesta nacional al VIH, que permite brindar conocimientos y acompañar a las personas en la solución de varias problemáticas relacionadas con estos temas. También tienen un papel significativo a la hora de capacitar y sensibilizar a prestadores de servicios y decisores, una de las líneas de acción de la jornada de este año.

Romero Placeres por su parte, precisó que con la colaboración de las agencias de Naciones Unidas en la isla, existe una red de proyectos que incluyen los servicios diferenciados en salud.

“Tenemos 30 municipios priorizados, sobre todo por la prevalencia del VIH, así como el número de poblaciones clave y otras variables. Dentro de esos 30, hemos logrado fortalecer un policlínico de cada uno de esos municipios con dichos servicios diferenciados de atención a poblaciones clave, con todo un fortalecimiento de laboratorios, para hacer además de los complementarios un conjunto de exámenes como el de la carga viral y análisis específicos”, añadió.

Enumeró otros, como el servicio de pre exposición que se ofrece en ocho provincias, donde la persona negativa que tiene riesgo sustancial, es decir, que puede tener relaciones sexuales con alguna persona que vive con VIH, puede recibir un seguimiento, se le da una tableta específica, se le facilita luego un examen y se establece una estrategia de trabajo.

“Queremos ampliarlo”, subrayó, e hizo alusión al servicio de post exposición, también disponible en varios lugares y que tiene como centro a la persona con una conducta de riesgo por haber tenido relaciones con una persona que vive con VIH.

El jefe del programa nacional de prevención y control del VIH reconoció el impacto que ha tenido la difícil situación económica del país en la adquisición de condones, uno de los elementos fundamentales de las campañas cubanas, no obstante, se priorizan con la entrega de estos a poblaciones de riesgo como las embarazadas, comentó.

“Hay otra estrategia que estamos desarrollando que contempla el uso de autopruebas. La persona puede solicitarlas en estos servicios diferenciados, para realizarse el testeo personalmente en casa y definir si está positivo o no”.

“Si logramos tener a todas las personas tratadas y suprimidas, logra caer el VIH como problema de salud en el mundo y en Cuba, eso la vida lo ha ido demostrando. La estrategia de prevención combinada que hoy defiende el país va encaminada en esta dirección y nos apuntala ante brechas como la carencia de condones”, dijo la doctora Jackelin Sánchez Fuentes, funcionaria del Departamento de ITS, VIH y Hepatitis, del área de epidemiología del Ministerio de Salud Pública.

El llamado, sin embargo, continúa siendo al autocuidado y la prevención, enfatizó. “La participación comunitaria tiene que estar encaminada al autocuidado, a tener relaciones sexuales protegidas, y que las personas con riesgo también sean capaces de cuidarse siempre ante una exposición sexual en una actividad determinada”, puntualizó Romero Placeres.

Tomado de Cubadebate

 

Los antiinflamatorios no esteroideos para la osteoartritis de rodilla pueden empeorar el dolor con el tiempo

El uso de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para la osteoartritis de rodilla puede empeorar la inflamación y el dolor con el tiempo, sugieren nuevos datos revelados en el Congreso Anual de la Radiological Society of North America (RSNA) de 2022.

La Dra. Johanna Luitjens, becaria postdoctoral en el Departamento de Radiología e Imágenes Biomédicas de la University of California, San Francisco, en Estados Unidos, dijo a Medscape Noticias Médicas que los antiinflamatorios no esteroideos se usan con frecuencia para tratar el dolor de la osteoartritis porque la inflamación es uno de los principales impulsores de la osteoartritis, pero no está claro si realmente ayudan a los resultados. Su estudio sugiere que no ayudan, y en realidad pueden empeorar los resultados.

En particular, este estudio analizó el impacto de los antiinflamatorios no esteroideos en la sinovitis, la inflamación de la membrana que recubre la articulación de la rodilla, mediante el uso de biomarcadores estructurales basados en resonancia magnética.

La osteoartritis, forma más común de artritis, afecta a más de 32 millones de adultos en los Estados Unidos y a más de 500 millones de personas en todo el mundo.

Sin terapia aprobada para reducir la progresión de la osteoartritis

Poco se sabe de los efectos a largo plazo de los antiinflamatorios no esteroideos en la progresión de la osteoartritis. Actualmente, no existe una terapia aprobada para curar la osteoartritis o para reducir su avance.

Pero la Dra. Luitjens anotó que la membrana sinovial medía el desarrollo y la progresión de la osteoartritis y puede ser un buen objetivo terapéutico.

Los investigadores estudiaron a los participantes de la cohorte de la Osteoarthritis Initiative (OAI) con osteoartritis de moderada a grave que usaron antiinflamatorios no esteroideos regularmente durante al menos 1 año entre el inicio y los 4 años de seguimiento. Todos los participantes tenían resonancia magnética 3T de alta calidad de la rodilla al inicio y después de 4 años. Las imágenes se calificaron para biomarcadores de inflamación, incluidos el grosor y la composición del cartílago.

La Dra. Luitjens y sus colaboradores estudiaron a 721 participantes que cumplían con los criterios de inclusión (129 con y 592 participantes sin uso regular de antiinflamatorios no esteroideos). Los datos disponibles no especificaron más las cantidades de antiinflamatorios no esteroideos utilizadas.

Al inicio del estudio, se observó una intensidad de señal significativamente más alta en la almohadilla de grasa infrapatelar (IFP) en los pacientes que usaron antiinflamatorios no esteroideos, en comparación con los controles (diferencia ajustada en la puntuación: 0,26; intervalo de confianza de 95% [IC 95%]: -0,5 a -0,129; p = 0,039).

Además, al final del periodo de estudio, hubo un aumento significativamente mayor en la intensidad de la señal de la almohadilla de grasa infrapatelar (diferencia ajustada en la puntuación: 0,46; IC 95%: 0,2 a 0,72; p < 0,001) y mayor aumento en la sinovitis por efusión (diferencia ajustada en la puntuación: 0,27; IC 95%: 0,06 a 0,47; p = 0,01) en usuarios de antiinflamatorios no esteroideos en comparación con los controles.

El tamaño de la almohadilla de grasa infrapatelar y la puntuación de proliferación sinovial (SPS) no difirieron significativamente entre los grupos al comienzo del estudio y no mostraron cambios significativos con el tiempo.

Los resultados no mostraron ningún beneficio a largo plazo del uso de antiinflamatorios no esteroideos. La inflamación de las articulaciones y la calidad del cartílago fueron peores al inicio del estudio en los participantes que tomaban antiinflamatorios no esteroideos en comparación con el grupo de control y empeoraron a los 4 años de seguimiento.

Fuerza de los límites de diseño

La Dra. Amanda E. Nelson, profesora asociada de Medicina en la División de Reumatología, Alergia e Inmunología en la Gillings School of Global Public Health en Chapel Hill, Estados Unidos, advirtió contra asumir causalidad, señalando que la Osteoarthritis Initiative (OAI) es un estudio observacional de cohortes. La Dra. Nelson no participó en el análisis de la Osteoarthritis Initiative (OAI) ni del de la Dra. Luitjens.

«[La Osteoarthritis Initiative (OAI) es] grande y bien conocida, pero no fue diseñada para comparar estos grupos, y este era un pequeño subconjunto», dijo a Medscape Noticias Médicas. Sin aleatorización, remarcó, es difícil juzgar los resultados.

«Puede ser que las personas que toman antiinflamatorios no esteroideos durante la duración del estudio hayan tenido más dolor y padezcan más enfermedades al principio, o hayan tenido más síntomas o hayan fallado otros tratamientos», agregó.

También dijo que los tamaños del efecto eran pequeños.

Anotó que medidas como la almohadilla de grasa infrapatelar se clasifican de 0 a 3, por lo que «la diferencia clínica de una diferencia de 0,26 en una escala de 0 a 3 es un poco incierta», señaló.

La Dra. Luitjens comentó que los investigadores intentaron ajustar los posibles factores de confusión, pero acordaron que se necesitan ensayos controlados aleatorios para asesorar mejor a los médicos y pacientes sobre los beneficios o daños del uso de antiinflamatorios no esteroideos para la osteoartritis.

Sopesando los riesgos en adultos mayores

La Dra. Una Makris, profesora asociada de medicina interna en la División de Enfermedades Reumáticas y la Escuela de Salud Pública del University of Texas Southwestern Medical Center en Dallas, Estados Unidos, señaló que los antiinflamatorios no esteroideos «no siempre son la opción más segura».

«Todavía tenemos una necesidad desesperada de fármacos modificadores de la enfermedad en la osteoartritis con ensayos aleatorios rigurosos para mostrar la eficacia de los resultados que son más significativos para los pacientes», dijo la Dra. Makris a Medscape Noticias Médicas, quien tampoco participó en el estudio.

«La osteoartritis es más común en los adultos mayores, quienes a menudo tienen múltiples comorbilidades, por lo que siempre debemos sopesar los riesgos, incluidos los efectos adversos conocidos que pueden amplificarse en los adultos mayores, y los beneficios con el objetivo de mejorar la función y reducir el dolor», dijo la Dra. Makris.

El uso de antiinflamatorios no esteroideos también debe considerarse en el contexto del índice de masa corporal, el riesgo cardiovascular, traumatismos o lesiones anteriores, uso de otros medicamentos y factores conductuales, incluida la actividad física, concluyó.

La OMS recomienda un nuevo nombre para la viruela símica

Ginebra, Suiza, 28 de noviembre de 2022  – Tras una serie de consultas con expertos mundiales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) empezará a adoptar el nuevo término preferido «mpox» como sinónimo en inglés de monkeypox (viruela símica en español). Ambas denominaciones se utilizarán simultáneamente durante un año, mientras que «monkeypox» se eliminará de forma progresiva.

Cuando el brote de viruela símica (comúnmente conocida como viruela del mono) se expandió a principios de este año, la OMS identificó el uso de un lenguaje racista y de desprecio en conversaciones en línea, en otros entornos y en algunas comunidades. En diversas reuniones públicas y privadas, varias personas y países plantearon su preocupación y pidieron a la OMS que propusiera una vía para cambiar el nombre.

La asignación de nombres a las enfermedades nuevas y, de forma muy excepcional, a las ya existentes, es responsabilidad de la OMS en el marco de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) y de la Familia de Clasificaciones Internacionales Relacionadas con la Salud de la OMS, a través de un proceso consultivo que incluye a los Estados Miembros de la Organización.

La OMS, de acuerdo con el proceso de actualización de la CIE, celebró consultas para recopilar las opiniones de una serie de expertos, así como de los países y del público en general, a los cuales invitó a presentar sugerencias de nuevos nombres. Sobre la base de estas observaciones, y de consultas con el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la OMS recomienda lo siguiente:

  • La adopción del nuevo sinónimo mpox en inglés para la enfermedad.
  • Mpox se convertirá en el término de preferencia en inglés, sustituyendo el de “monkeypox”, tras un periodo de transición de doce meses. Esto sirve para mitigar las preocupaciones planteadas por los expertos sobre la confusión causada por un cambio de nombre en medio de un brote mundial. También da tiempo a completar el proceso de actualización de la CIE y a modificar las publicaciones de la OMS.
  • El sinónimo mpox se incluirá en la CIE-10 en línea en los próximos días. Formará parte de la versión oficial de 2023 de la CIE-11, que es el actual estándar mundial de datos de salud, documentación clínica y agregación estadística.
  • El término “monkeypox” en inglés seguirá siendo un término de búsqueda en la CIE, para que coincida con los registros históricos.

Las recomendaciones se basaron en la justificación, la idoneidad científica, el grado de uso actual, la pronunciación, la facilidad de uso en diferentes idiomas, la ausencia de referencias geográficas o zoológicas y la facilidad de recuperación de la información científica histórica.

Normalmente, el proceso de actualización de la CIE puede durar varios años. En este caso, el proceso se aceleró, aunque siguiendo los pasos habituales.

Durante el proceso de consulta se escuchó a diversos órganos de asesoramiento, como los expertos de los comités consultivos médicos y científicos y de clasificación y estadísticas, formados por representantes de las autoridades gubernamentales de 45 países.

La cuestión del uso del nuevo nombre en diferentes idiomas se debatió ampliamente.  El término mpox puede utilizarse en otros idiomas. Si surgen otros problemas de denominación, se abordarán mediante el mismo mecanismo. Las traducciones suelen discutirse en colaboración formal con las autoridades gubernamentales pertinentes y las sociedades científicas relacionadas.

La OMS adoptará el término mpox en sus comunicaciones y anima a otros a seguir estas recomendaciones para minimizar cualquier impacto negativo del nombre actual y de la adopción del nuevo término.

Denominación de la enfermedad:

  • La viruela símica humana recibió su nombre en 1970 (después de que el virus que causa la enfermedad se descubriera en monos cautivos en 1958), antes de que se publicaran las Prácticas óptimas de la OMS para la denominación de enfermedades, publicadas en 2015. Según estos lineamientos, los nuevos nombres de enfermedades deben darse con el objetivo de minimizar el impacto negativo innecesario de los nombres en el comercio, los viajes, el turismo o el bienestar de los animales, y evitar causar ofensa a cualquier grupo cultural, social, nacional, regional, profesional o étnico.
  • La asignación de nuevos nombres a las enfermedades de reciente aparición y, muy singularmente, a las ya existentes, es responsabilidad de la OMS en el marco de la Familia de Clasificaciones Internacionales de la OMS (FCI-OMS), mediante un proceso consultivo en el que participan los Estados Miembros de la OMS. La CIE forma parte de la familia de la FCI-OMS.

Denominación del virus:

La denominación de los virus es responsabilidad del Comité Internacional de Taxonomía de Virus (ICTV). Antes del brote mundial de viruela símica de 2022, ya había un proceso en marcha para reconsiderar la denominación de todas las especies de ortopoxvirus, incluido el de la viruela símica. Este proceso continuará bajo la dirección del ICTV.

Denominación de variantes o clados del virus de la viruela del mono:

En agosto, un grupo de expertos de nivel mundial convocados por la OMS acordaron nuevos nombres para las variantes del virus de la viruela símica, como parte de los esfuerzos para alinear los títulos de la enfermedad, el virus y las variantes -o clados- con las prácticas óptimas vigentes. Se llegó a un consenso para referirse al clado de la cuenca del Congo (África central) como clado uno (I) y al clado de África occidental como clado dos (II). Además, se acordó que el clado II consta de dos subclados, IIa y IIb. Consulte el comunicado de prensa de la OMS sobre la denominación de los clados de la viruela del mono.

  • Categorías de anuncio

    open all | close all
  • Categorías de aviso

  • Categorías de editoriales

  • Categorías de entrevista

  • Categorías de informes y sello

    open all | close all
  • Categorías sello – entidades

    open all | close all
  • Categorías de Noticia

    open all | close all
  • Secciones de noticias

    open all | close all
  • Archivo Anuncios

  • Archivo Avisos

    • Archivo Editoriales

      • Archivo Entrevistas

        • Archivo Informe y sello

        • Archivo Nota Oficial

          • Archivo Noticias

          • Archivo Obituarios

            • Actualidad

            • Salud es el Tema